Salud y medicina

Si te acuestas enfadado, dormirás peor

Mujer enfadada en la cama

Hay muchas cosas que pueden alterar el sueño. Sabemos que la habitación tiene que estar a oscuras, algo fresca, ventilada, no debe haber ruidos cercanos, no debemos tomar café por las tardes, ni alcohol, ni haber cenado copiosamente… Sí, hay muchas cosas que pueden alterar el sueño. Bueno, pues una nueva investigación añade una más: acostarse enfadado puede hacernos dormir mal.

Es frecuente oírselo decir a los matrimonios o parejas que llevan años juntos, “yo no me puedo acostar enfadado”. Y la causa es que no sólo es malo para la relación de pareja, sino para el sueño.

De modo que ya sabes: debes tratar de evitar las discusiones a última hora del día.

El estudio consistió en la monitorización de un grupo de 436 voluntarios que antes contestaron un cuestionario en que se investigaba su humor. Los resultados mostraron que cuanto peor era su humor, peor dormían. La investigación se llevó a cabo en la Iowa State University, y se tuvieron en cuenta los ajustes necesarios por sexo, edad, nivel socioeconómico e incluso raza.

La teoría consistía en que al acostarte enfadado, te quedas dando vueltas al porqué del enfado, lo cual dificultaba la conciliación del sueño. Como regla, los resultados mostraron que los voluntarios que controlaban peor la ira durmieron peor, lo que sugiere que el mal control de la ira juega un papel importante en el sueño y que la ira y el sueño tienen una correlación, dependiendo el uno de la otra. El informe se publicó en la revista Journal of Research in Personality.

Esto viene a complementar estudios anteriores que mostraban que la falta de sueño empeora la propensión al enfado, dando como resultado un círculo vicioso: el enfado trae mal sueño, lo que a su vez provoca peor humor.

Vale la pena por tanto que, si estás enfadado con tu pareja, por ejemplo, te sientes con ella y tratéis de poner las cosas en orden, buscando la reconciliación. A continuación, damos algunos consejos generales para mejorar el sueño:

  • Procura acostarte antes, sobre todo si estás cansado.
  • Desconfía de las medicinas para dormir sin receta.
  • La habitación debe estar entre 18 y 21º de temperatura, no más.
  • No enciendas tabletas, móviles y demás dispositivos en la cama.
  • No bebas alcohol, ni tomes café más allá de las cuatro de la tarde.
  • No hagas ejercicio a última hora de la tarde.
  • Cierra bien cortinas o persianas, de modo que el cuarto esté completamente oscuro.
  • Si tienes problemas de sueño, procura llevar un diario en que anotes cómo has dormido: te ayudará a evitar las circunstancias proclives a un mal sueño.