Salud y medicina

¿Podría tu relación estar en un principio de maltrato?

No es siempre evidente afirmar que estás en una relación de maltrato. Todos conocemos los síntomas habituales del maltrato doméstico -violencia doméstica- pero los signos sutiles e insidiosos de una relación tóxica, que con el tiempo puede degenerar en maltrato no siempre se perciben fácilmente.

Se llama maltrato psicológico y básicamente se da cuando tu pareja tiende a intimidarte, controlarte y aislarte, manipulando tu sentido de la realidad.

Cualquier relación puede degenerar en maltrato: puede tratarse de tu pareja, de tus padres, de tu cuidador o incluso de alguien con quien trabajas.

Sigue tu instinto, y quítate de en medio. El primer paso es reconocer que se está abusando de ti.

Llama al 016, si es tu caso. En ese teléfono atienden los casos de violencia de género, tanto si el maltratador es hombre (lo más frecuente, con diferencia) como si la maltratadora es mujer.

Una advertencia importante: el confinamiento o las restricciones de movimiento impuestos por la pandemia de la COVID no deben afectarte en absoluto a la hora de pedir ayuda.

A continuación, un resumen de los signos a que debes prestar atención, que te ayudarán a identificar estas conductas.

Signos de que tu relación es de maltrato

Puede tratarse de maltrato emocional, físico, económico o sexual, y consiste en que el sujeto activo trata de manipular al sujeto pasivo.

Es tristemente habitual comprobar que el sujeto pasivo tiende a culparse y a creer que en realidad ‘se lo merece’. Lo cierto es que nunca tienes la culpa. El problema está en el otro, no en ti.

En el ámbito doméstico cada situación es diferente, pero hay diversos factores comunes que se asocian a una relación abusiva. Por ejemplo, el hecho de tener miedo de tu pareja la mayor parte del tiempo y evitar determinados temas por miedo a que se enfade.

Usaremos el término ‘pareja’ a modo de ejemplo (es más habitual entre parejas) pero si alguno de los signos que enumeramos se está produciendo, con independencia de la relación que tengas con el sujeto activo, es muy posible que se trate de maltrato.

Humillación

Un maltratador hará bajar tu autoestima cada vez que sea posible. Tu pareja:

  • Te habla mal, te grita o te insulta
  • Te menosprecia, con cosas como ‘nadie te quiere’
  • Te critica o te insulta
  • Menosprecia tu inteligencia, tu aspecto, tu salud mental o tus capacidades.
  • Te compara constantemente con otros
  • Te trata tan mal en público que te espanta que los demás lo vean
  • Ignora o desprecia tus logros
  • Se arroga tus éxitos
  • Te trata con condescendencia y te hace sentirte por debajo de ella
  • Te corrige constantemente, con cosas como ‘siempre lo haces mal’
  • Desprecia las cosas que te importan
  • Es constantemente sarcástica y cuando te quejas, dice que es broma
  • Ridiculiza tus intereses
  • Hace cosas que sabe que te molestan.

Control

También trata de manipular y controlar tu vida, en cosas grandes o  pequeñas. Tu pareja:

  • Te maltrata, o amenaza con pegarte o incluso matarte
  • Te amenaza con llevarse a los niños
  • Tiene una actitud violenta hacia ti, tus hijos, tus padres, familia, amigos y hasta tu mascota.
  • Te ha impedido salir de casa
  • Te amenaza con suicidarse si le dejas
  • Te obliga a mantener relaciones sexuales
  • Rompe o estropea intencionadamente tus pertenencias
  • Se muestra excesivamente celoso o posesivo
  • Limita tu disponibilidad de dinero
  • Te controla el uso del móvil o del coche
  • Controla tu historial de internet, e-mails, whassaps y llamadas
  • Toma decisiones por ti, como cancelar la cita con un médico
  • Controla tus movimientos, incluso te sigue o te hace seguir
  • Te obliga a hacer cosas que no quieres hacer
  • Te da órdenes directas, como ‘vete a casa y prepara la cena’
  • Prohíbe que te vea un médico
  • Tiene un humor impredecible
  • Utiliza a terceros para criticarte, con cosas como ‘todos piensan que estás loco’.

Acusación

Una pareja maltratadora creará una estructura jerárquica en la que se situará en un plano moralmente superior.

  • Te acusa de coquetear, flirtear o engañarle
  • Te culpa de su propia conducta o de sus problemas
  • Niega cosas que sabes que son ciertas, la llamada ‘luz de gas’
  • Te hace sentirte culpable: ‘Mira las cosas que tengo que hacer por ti’
  • Niega el maltrato y te culpa si estás procupada
  • Invierte los términos, acusándote a ti de maltrato y haciéndose la víctima
  • Trivializa tus sentimientos, acusándote de sobreactuar
  • Hace ‘gracias’ a tu costa, acusándote de no tener sentido del humor

Aislamiento

El maltratador interferirá en tus relaciones personales:

  • Rehúsa el diálogo contigo, dejándote a menudo con la palabra en la boca
  • Hace caso omiso de tu presencia, por ejemplo mirando a otro lado cuando le hablas
  • Exige respeto, y te castiga ante lo que él quiere considerar un desaire
  • Te prohíbe mantener tus relaciones sociales o prohíbe tus ‘hobbies’ o aficiones
  • Controla dónde vas y qué cosas haces
  • Trata de evitar que veas a tu familia y amigos
  • Vuelve a los demás contra ti, diciéndoles lo inestable que eres
  • Cuestiona tus propios sentimientos y determina cómo te sientes en realidad
  • Minimiza tus problemas
  • Actúa con indiferencia hacia ti; por ejemplo te ve llorar y no hace nada

Cambios de carácter

Podrías hasta olvidarte de ser tú mismo e ir paulatinamente adoptando conductas propias de la persona maltratada:

  • Olvidas tus propias necesidades, haciendo tuyas las suyas
  • Excusas el comportamiento de tu pareja, exonerándole de toda culpa, tanto a tus ojos como a los de los demás
  • Modificas tu modo de ser porque te preocupa lo que tu pareja  pueda decir o hacer
  • Reprimes tus sentimientos por miedo a su reacción
  • Te sientes culpable cuando te defiendes
  • Haces constantes sacrificios para complacer a tu pareja
  • Te juzgas a ti mismo bajo la óptica de tu pareja
  • Disculpas la gravedad de sus actos con cosas como ‘es un caso aislado’
  • Piensas que su modo de actuar es consecuencia de tus actos
  • Tienes miedo de lo que pasaría si le dejaras
  • Te sientes emocionalmente indeciso e indefenso.

No todas las aseveraciones anteriores tienen que ser ciertas para determinar si estás o no maltratada. Si piensas que puede darse violencia física, llama inmediatamente al 016, donde podrán proporcionarte ayuda. El servicio está disponible todos los días, las 24 horas.

Como dejar a un maltratador

Para buscar ayuda no tienes por qué esperar a que se dé una situación extrema. Es importante que se lo cuentes a alguien de confianza, y ten presente que no estás sola, y que tus sentimientos son los que cuentan.

Salir de una relación de maltrato puede ser más complicado si estáis casados, tenéis hijos, propiedades compartidas o negocios juntos. Pero ninguna es razón para no actuar. Hay muchas posibilidades de ayuda. Recuerda que el teléfono 016 está a tu disposición las 24 horas del día.