Salud y medicina

Picaduras de insectos: cómo identificar y tratar los diferentes tipos

Los insectos suelen campar a sus anchas cuando aumentan las temperaturas y la humedad. Si bien hay tipos de picaduras que ya nos resultan familiares y que solo causan pequeñas molestias, otras pueden llegar a complicarse. Para que puedas identificar de quién has sido víctima, en este artículo te contamos los síntomas y las características de las principales picaduras que sufrimos. 

Picaduras de mosquitos

Los mosquitos son uno de los insectos que más nos visitan en nuestros hogares, pero sin duda son el que más sentimos debido a su picadura. Como curiosidad, las hembras son las únicas que pican, ya que necesitan de la sangre para reproducirse, y se sienten atraídas por el calor corporal, el ácido láctico o el dióxido de carbono que exhalamos. Si quieres reducir el riesgo de visitas, instala mosquiteras en las ventanas o cierra estas cuando empieza a caer el sol. 

Síntomas y características de las picaduras de mosquitos

Dentro de los tipos de picaduras, las provocadas por los mosquitos son las más leves. Son fácilmente identificables porque presentan un bulto inflamado de pequeño tamaño que pica y que aparece a los pocos minutos de la picadura, y que se debe a la saliva del insecto. También es habitual que la zona se ponga roja, como en la urticaria, o que aparezcan ampollas. 

Cuando se produce una reacción alérgica a esta picadura, la sintomatología anterior se ve agravada. Así, la hinchazón pasa de ser leve a tener un tamaño desproporcionado, aparece un sarpullido que se extiende más allá del lugar de la picadura y se pueden hinchar los párpados. 

Tratamiento y alivio para las picaduras de mosquitos

Para aliviar las picaduras de mosquitos, se puede lavar la zona con agua y jabón o aplicar una mezcla de agua con bicarbonato de sodio, puesto que reduce la reacción del organismo. El hielo también ofrece alivio, así como las pomadas para la comezón. 

Picaduras de abejas y avispas

Casi un cuarto de la población es sensible a la picadura de las abejas y las avispas, pero las reacciones graves solo se presentan entre un 5% y un 15%. No obstante, se suele ser alérgico a uno de estos insectos y no a ambos, ya que las proteínas de sus venenos son diferentes. 

Síntomas y características de las picaduras de abejas y avispas

Las abejas y las avispas pertenecen a la misma categoría de insectos, pero tienen características distintas, tanto en su apariencia como en la reacción a su picadura. Las primeras tienen un aguijón aserrado, lo que impide que puedan extraerlo para volver a picar, pero en las segundas es liso, lo que hace que puedan clavarlo en múltiples ocasiones. 

Los síntomas de estos tipos de picaduras son similares a las de los mosquitos, pero agravadas. Es decir, que la inflamación es de mayor tamaño, el enrojecimiento más intenso y, además de picar, resultan bastante dolorosas. Aun así, no causan riesgo alguno más allá del malestar. 

Cómo tratar las picaduras de abejas y avispas

Este tipo de picaduras se tratan igual que las de los mosquitos, pero hay dos particularidades importantes. La primera es que hay que alejarse de la zona donde están estos insectos, dado que las avispas liberan una hormona que atrae a otras para que piquen. La segunda es que debemos retirar el aguijón lo antes posible raspando para que deje de expulsar veneno en la piel. 

Picaduras de garrapatas

Otro tipo de picaduras que podemos experimentar es el de las garrapatas. Suele producirse cuando andamos en la naturaleza, al encontrarse en plantas como los arbustos. Les gustan las zonas calientes, por lo que avanzarán hasta llegar a nuestro cabello, las ingles, los genitales o las axilas. 

Síntomas y características de las picaduras de garrapatas

La garrapata inocula una sustancia anestésica que hace que no notemos la picadura. En algunos casos, puede aparecer enrojecimiento de la zona o sensación de picor muy leve. En nuestro país, las variedades existentes no transmiten enfermedades como en otros países, por lo que el riesgo de complicación es extremadamente bajo. 

Cómo extraer y tratar las picaduras de garrapatas

Para eliminar las garrapatas, que se quedan adheridas a la piel mientras succionan, se deben usar unas pinzas finas. Hay que tener cuidado de no girarlas o de apretar al extraerla, ya que podrían expulsar su contenido o inyectar más sustancia infecciosa. Una vez eliminada, hay que lavar la zona y aplicar antisépticos. 

Consejos generales para el alivio de las picaduras

Las picaduras de insectos no suelen tener mayo inconveniente que la molestia que nos hacen sentir, por lo general porque nos escuece la zona y tendemos a rascarnos, lo que incrementa el picor experimentado. Si bien no es necesario actuar, hay algunos consejos que puedes seguir para aliviar el malestar. 

Limpia la zona. Lava el área afectada con abundante agua y con un jabón neutro. El alivio que sentirás evitará que te rasques y que puedas así incrementar el riesgo de que se infecte.

Aplica hielo. El frío tiene la capacidad de reducir la hinchazón, de ahí que se suela aplicar cuando nos damos un golpe. Pon un cubo de hielo en un paño y aplícalo algunos minutos sobre la picadura. 

Usa productos tópicos. Si el picor te resulta poco llevadero, existen cremas con ingredientes naturales como el aloe vera, y otras con hidrocortisona como la calamina y antihistamínicos.

Toma antihistamínicos. Si tienes una reacción alérgica leve, puedes optar directamente por tomar antihistamínicos orales, que calmarán todos los síntomas.

Cuándo buscar atención médica por una picadura de insecto

La reacción que presentemos ante los distintos tipos de picaduras va a depender del insecto del que se trate y de si presentamos alguna alergia. Por lo general, lo que podemos sentir es un picor temporal que desaparece al cabo de algunas horas, y un enrojecimiento e hinchazón de la zona durante algunos días. 

Sin embargo, en algunas ocasiones la picadura se puede complicar al verse acompañada de otros síntomas de mayor gravedad. Estos podrían ser hinchazón excesiva o en otras partes del cuerpo como los ojos o la boca, sensación de mareo, tos o dificultad para respirar con normalidad. 

Cuando se presenta esta sintomatología, podríamos estar ante una reacción alérgica o un caso de picadura de otro insecto que se sale de los mencionados, sobre todo si nos encontramos de viaje. Ante esta situación, es imprescindible buscar atención médica de inmediato para que se tomen las medidas pertinentes. 

Bibliografía

https://www.cdc.gov/mosquitoes/es/mosquito-bites/symptoms.html

https://www.quironsalud.es/blogs/es/alergia-dia/alergia-picaduras-abejas-avispas