Salud y medicina

Un verano diferente y a salvo de la COVID-19

Verano a salvo de la COVID-19

Definitivamente, el de 2020 será un verano diferente. En plena fase de desescalada todos nos preguntamos cómo afectará la COVID-19 y la transición a la “nueva normalidad” a nuestras actividades estivales. Aunque la información se va actualizando semana tras semana, en este artículo queremos hacer un resumen de las medidas que va perfilando el Ministerio de Sanidad.

Aunque de forma asimétrica, el conjunto del territorio español avanza de forma gradual en las fases de la desescalada y se van retomando de forma controlada y bajo un criterio sanitario una buena parte de las actividades por ahora restringidas. Esta transición a la “nueva normalidad” coincide con la llegada del calor y el buen tiempo, por lo que muchos tenemos el punto de mira puesto en el verano. ¿Qué podremos o no podremos hacer para no poner en riesgo nuestra salud? ¿Cómo se plantean las vacaciones estivales? 

Cronograma desescalada

Cronograma orientativo de la transición a la “nueva normalidad”

El Ministerio de Sanidad ofrece un cronograma orientativo con las diferentes etapas que se irán siguiendo a partir de mayo, determinadas siempre por la evolución de la pandemia y en las que se contemplan medidas de protección colectivas continuas. Según este cronograma, la “nueva normalidad” se prevé a partir de final de junio, por lo que el verano comenzará en plena transición a esta etapa.

El Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad del Gobierno es orientativo y las decisiones concretas y definitivas las adoptarán el ministro de Sanidad y el resto de autoridades delegadas según la evolución de la pandemia. Por ahora, la información de la que disponemos puede aclarar algunas de las dudas más comunes.   

Contacto social. ¿Podré visitar a mis familiares o reunirme con amigos?

Si la pandemia sigue el curso esperado, el verano podrá ser social. El contacto en grupos amplios para personas que no conviven, no son vulnerables ni tienen patologías previas, se puede ir restableciendo con limitaciones desde la fase I y quedará prácticamente normalizado a partir de la fase III de la desescalada, aunque se continuará con las medidas para la protección específica de grupos vulnerables puntuales. Eso sí, las indicaciones orientativas de Sanidad, establecidas por ahora hasta la fase III, apuntan que durante estos contactos sociales con terceros no convivientes se deberán respetar las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias: distancia mínima de seguridad de dos metros, medidas alternativas de protección física si no fuera posible, higiene de manos y mascarilla respiratoria.

Desplazamientos. ¿Podré trasladarme a mi segunda residencia? 

Aunque viajar a segundas residencias será posible desde la fase II, siempre que estén en la misma provincia, con carácter general y hasta alcanzar la nueva normalidad que se consigue al superar la Fase III, no se permitirá viajar a provincias diferentes a aquella en la que se resida, salvo por causas justificadas. Habrá que esperar hasta que ambas provincias hayan superado la Fase III. 

Actividades culturales y de ocio. ¿Podré ir a la playa o a la piscina, a bares y restaurantes o asistir a espectáculos?

Todo indica que podremos ir tanto a las playas como a las piscinas (comunitarias y municipales), aunque con diferentes condiciones de seguridad y distanciamiento, que serán establecidas por cada comunidad: tiempo máximo de estancia, franjas horarias, control de aforo, separación mínima, medidas de higiene… Las medidas de desescalada se van aplicando poco a poco, pero hasta la fase II no estará permitido la apertura de las instalaciones de las piscinas ni el baño recreativo en las playas.

Salir a comer o a tomar algo será posible con restricciones de aforo, que se irán ampliando en cada fase y siempre que se cumplan las medidas de seguridad y distanciamiento social. Por tanto, es posible que se reduzcan las mesas de bares y restaurantes o tengamos que comer con mamparas u otros elementos de protección. 

Verano a salvo de la COVID-19

Los cines, teatros, auditorios y espacios similares, los actos y espectáculos culturales, parques temáticos y de ocio al aire libre, tendrán límites de aforo que se irán ampliando durante la desescalada, para mantener las medidas de distanciamiento social. Es posible que muchas de estas actividades no se lleguen a realizar este verano, como muchas de las fiestas patronales u otros conciertos ya cancelados. 

Otra de las actividades canceladas en un tiempo inmediato son los campamentos de verano para los niños, ya que no son aconsejables ni compatibles con las medidas de seguridad establecidas en la desescalada. Nos tendremos que buscar otras opciones para los más pequeños, o quizás los organizadores de estas actividades se plantearán otras similares que garanticen la seguridad, tanto de los niños como de los monitores.  

Sin embargo, podremos hacer turismo activo y de naturaleza ya desde la fase I, con las restricciones de movilidad, las medidas de seguridad y el aforo establecido por el Ministerio de Sanidad.

Turismo. ¿Podremos viajar?

A día de hoy el 96% de los países han restringido los vuelos total o parcialmente y aún no se sabe cuándo se abrirán fronteras. En las últimas semanas, varios comisarios de la Comisión Europea han confiado en que los europeos puedan empezar a viajar de nuevo «desde este verano». Para ello, las empresas de transporte, aerolíneas, etc, están preparando sus medidas de seguridad, que implican la reducción de pasajeros, distancias de seguridad… La movilidad aérea queda sujeta al acuerdo europeo o internacional en materia de seguridad.

El Gobierno indica que “nos abriremos gradualmente al turismo cuando estemos en condiciones de garantizar esta seguridad a los turistas y los residentes. En estos momentos estamos trabajando en ello con nuestros socios comunitarios.” Las informaciones más recientes apuntan a que será a partir del mes de julio.  

Verano a salvo de la COVID-19

Teniendo en cuenta las posibles restricciones de movilidad, y por seguridad, se potenciará el turismo doméstico y de proximidad y ya el 77% de los españoles planea pasar sus vacaciones dentro del territorio nacional, aunque en los destinos aún no saben qué medidas concretas adoptar. 

Queremos recordar que todas las medidas establecidas por el Ministerio de Sanidad en los documentos oficiales, de donde hemos extraído esta información, son orientativas y pueden variar según la evolución de la pandemia. Por tanto, para poder ir planificando nuestro verano de forma un poco más concreta, nos tocará consultar las informaciones oficiales sobre las diferentes medidas establecidas por el Gobierno, que se pueden consultar en el enlace que dejamos a continuación y en el BOE, así como las diferentes medidas que establezcan las Comunidades Autónomas para cada territorio.

https://www.mscbs.gob.es/en/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/home.htm

Recuerda ser responsable y cumplir las medidas de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias. Pasaremos un verano diferente, pero a salvo del coronavirus.