Salud y medicina

¿Qué es la artritis psoriásica? Conoce sus características y desencadenantes

Qué es la artritis y qué es la psoriasis

La artritis significa inflamación en una articulación. Hay diversas formas de artritis y la mayoría son inflamatorias. No debe confundirse con las enfermedades articulares degenerativas, como la artrosis.

La psoriasis es una enfermedad cíclica y crónica de la piel, en que aparecen manchas rojas escamosas. Cursa de forma muy variable, desde con pequeños brotes que el paciente ni siquiera advierte hasta casos muy graves, incapacitantes e incluso fatales. No es contagiosa.

Ambas enfermedades son degenerativas y aunque suelen mostrar episodios alternos de gravedad o levedad, globalmente empeoran a medida que pasa el tiempo.

La artritis psoriásica. Sus síntomas

Es una forma de artritis que afecta a algunos pacientes con psoriasis. Ambas enfermedades pueden aparecer simultáneamente, aunque de forma general la que se manifiesta primero es la psoriasis.

Los síntomas afectan a las articulaciones, con dolor e hinchazón:

  • Dedos hinchados, tanto de las manos como de los pies, que se muestran calientes al tacto
  • Dolor en las inserciones de los tendones en los huesos, como el tendón de Aquiles en el talón
  • Afectación en la uñas, que pueden despegarse de la carne
  • En algunos casos se puede presentar uveítis, que es la inflamación de una capa interna del ojo; puede generar ceguera si no se trata adecuadamente.

En algunos pacientes se puede presentar espondilitis, que es una inflamación entre las vértebras y entre la columna y la pelvis.

Por qué se produce

La artritis psoriásica en una enfermedad autoinmune. En condiciones normales, las células del cuerpo tienen mecanismos de defensa ante agresiones externas o internas (bacterias, virus, células cancerosas): es el sistema inmune, que produce anticuerpos contra ellos. Pero, en ocasiones, por causas desconocidas, el sistema inmunitario identifica erróneamente zonas de tejido sano y las ataca.

En el caso de la artritis psoriásica, este ataque produce infamación en las articulaciones y exceso de producción de células cutáneas, manifestándose como esas manchas rojizas.

Las causas de las enfermedades autoinmunes son desconocidas, como hemos dicho. Con todo, parecen influir los antecedentes familiares; muchos pacientes de artritis psoriásica tienen familiares afectados. Igualmente, ciertas investigaciones han descubierto marcadores genéticos posiblemente asociados a la enfermedad.

Tratamiento de la artritis psoriásica

Dado que se trata de una enfermedad autoinmune, no tiene cura. Los tratamientos, por tanto, van dirigidos a paliar los síntomas, y no hay un tratamiento general, sino que cada paciente se seguirá de forma individual y personalizada; por supuesto, será el médico quien indique los pasos a seguir.

En general, el médico recomendará un anti-inflamatorio no esteroideo para tratar la inflamación, así como un analgésico contra el dolor. Si éste se localiza en una o varias articulaciones, mantenerlas en reposo será lo indicado. En cambio, si el dolor se localiza en la inserción del tendón en el hueso (como el tendón de Aquiles en el calcáneo), la aplicación de frío podrá aliviarlo.

Qué puedes hacer en casa

La gravedad de la afectación a que te somete la enfermedad será lo que determine el alcance de lo que hay en tu mano hacer. Puede variar entre no alzar pesos hasta tener que hacer cambios sustanciales en el mobiliario de tu casa, por ejemplo.

Puede ser de mucha ayuda que busques grupos de apoyo. En ellos encontrarás todo tipo de ideas que te serán de utilidad y, sobre todo, podrás ponerte en contacto con otros pacientes en situación análoga a la tuya. Te sugerimos algunos:

Coordinadora Nacional de Artritis

Vivir con artritis psoriásica

Artritis Hoy

Bibliografía:

https://accionpsoriasis.org/respuestaspsoriasis/?gad=1&gclid=EAIaIQobChMIoqTDlPiOgQMVGkZBAh3-IQ6TEAAYBCAAEgLDzfD_BwE