Salud y medicina

La vuelta al cole

llibresCapYa ha pasado el verano y toca preparar la vuelta al cole. Los niños y niñas han disfrutado de un periodo de descanso de más de dos meses que les ha permitido descansar y pasar tiempo disfrutando en familia.

La salud de los niños se basa en la prevención

En septiembre es frecuente la pregunta al pediatra de qué podemos hacer los padres para prevenir las enfermedades de los niños. No entraré en el tema de la vacunación de los niños porque ya se ha hablado mucho en los últimos meses y ha quedado suficientemente demostrado que es una de las principales prevenciones que tiene nuestra población hoy en día, pero sí que hablaré de otros aspectos del día a día que, aunque parezcan menores, no dejan de tener importancia.No es necesario decir, también, que los niños necesitan una rutina diaria que les permita organizarse y poder llevar a cabo todas las tareas del día: el colegio, los deberes, las actividades extraescolares, tiempo de juego y tiempo para estar con la familia; además de seguir una alimentación equilibrada y ajustada a sus necesidades, así como unas horas de descanso reparador que les permita ponerse en marcha un nuevo día.

Aspectos a tener en cuenta en el inicio del curso

Tal como decía, hay pequeños aspectos a controlar que nos permitirán hacer una prevención de algunas dolencias frecuentes entre los niños y niñas, como el dolor de espalda, los problemas de visión, el dolor de pies, las infecciones de piojos, etc.

Dolor de espalda

Para la prevención del dolor de espalda es necesario que los niños lleven mochilas ergonómicas con el fin de evitar el exceso de peso. Este peso no ha de superar el 15% del peso del niño. Bien colocada en la espalda, con las dos asas, y por encima de la cintura. Si el peso excede el 15%, es hay que llevar el material en una bolsa accesoria.

Problemas de visión

En cuanto a los temas de visión, está indicado hacer una revisión de la vista a partir de los 5 años si no hay antecedentes familiares importantes. Si los hubiera, se debería hacer antes. Algunos síntomas de problemas visuales pueden ser enrojecimiento de conjuntivas al final del día, dolor de cabeza, incluso fracaso escolar.

Infestación de piojos

Al poco tiempo de empezar el colegio, muy a menudo los padres reciben el comunicado conforme se han detectado piojos en algunos niños. Hay que hacer revisiones periódicas en el cabello de los niños para detectar los piojos o los liendres y poder aplicar así el tratamiento adecuado. Una vez detectados es bueno hablarlo con el pediatra para poder hacer bien el tratamiento y así evitar el aumento de resistencias.

Molestias en los pies

Otro motivo frecuente de consulta es el dolor de pies. Es importante usar un calzado adecuado. Cuando el niño es pequeño precisa un calzado cómodo y flexible que permita el correcto desarrollo del pie. La base del calzado ha de ser plana, sin puente interior. Mejor que esté hecho con materiales naturales y muy transpirables.

Ejercicio, actividades extraescolares y familia

Es recomendable que, si es posible porque el colegio no está a mucha distancia y el trayecto lo permite, se pueda ir andando. Unos 20-30 minutos de ejercicio físico son saludables y previenen el sobrepeso y la obesidad. Es importante evitar ingestas hipercalóricas en el momento de la merienda de los niños. Lo más preferible sería una pieza de fruta o un bocadillo. Evitar, sobre todo, las dobles meriendas, una en el colegio y la otra en casa, por ejemplo. Evitar este mal hábito detectado a menudo en las consultas del pediatra disminuiría mucho el incremento de los datos de sobrepeso.En cuanto a las actividades extraescolares, se ha de tener en cuenta la capacidad del niño, así como sus preferencias. Es recomendable no hacer una actividad porque es más beneficioso para los padres que para los niños. Estas actividades son para disfrutar y nunca deben ser estresantes para los niños.Finalmente, compartir momentos con los hijos, aunque sea al final del día, les aporta un bienestar emocional que con toda seguridad repercutirá en su salud. Los niños necesitan explicar lo que les ha pasado durante la jornada escolar y por eso debemos crear el clima propicio para hablar con ellos.