Salud y medicina

La homeopatia no es una medicina diferente

Solamente es una manera diferente de practicar la medicina. 63ª Semana de la Prevención de la Fundación MGC sobre homeopatíaGripe, resfriados, ansiedad, enfermedades respiratorias, como las alergias, son patologías habituales con una incidencia creciente en la población y cuyo tratamiento y prevención se puede llevar a cabo con remedios homeopáticos.

Gripe y enfermedades víricas

La gripe y el resfriado son las enfermedades estacionales con mayor incidencia en la población. El mejor tratamiento siempre es la prevención. Con la homeopatía obtenemos muy buenos resultados en la prevención y el tratamiento de la gripe y otras patologías víricas del invierno. Tenemos la ventaja de poder actuar inmunoestimulando nuestro organismo para aliviar los síntomas y activar y reforzar las defensas evitando recaídas. La homeopatía es segura y bien tolerada, siendo adecuada para todos los pacientes, incluso mujeres embarazadas, pacientes polimedicados, niños y ancianos. Si hacemos un tratamiento preventivo sólo será necesario una visita al principio del invierno. En los niños que van al colegio o a las guarderías es conveniente empezar el tratamiento en septiembre. Si, a pesar de todo, durante el periodo de exposición gripal se presentan síntomas hay que acudir al médico homeópata y prescribirá un tratamiento adecuado a cada persona dependiendo de la patología: amigdalitis, otitis, faringitis, gripe, catarro, etc. Los síntomas clínicos desaparecen o mejoran en las primeras 48 horas y se disminuye significativamente la necesidad de analgésicos y antipiréticos.

homeopatiaHomeopatía y ansiedad

En invierno también sufrimos de estrés: el trabajo, los niños, colegios, reuniones, etc. A veces no sabemos que nos pasa y acudimos al médico preocupados por síntomas diferentes como alteraciones digestivas, taquicardias, dolores, etc... y resulta que todo se debe a un trastorno de ansiedad. La homeopatía permite tratamientos tan eficaces para las alteraciones emocionales, ansiedad normal y el estrés como otros medicamentos tradicionales, pero sin sus efectos secundarios. Normalmente, después de la primera visita se cita al paciente al mes o mes y medio y, si todo va bien, se planifican visitas de seguimiento cada 2 o 3 meses, siempre dependiendo de cada caso.

Homeopatía y alergias

Cada vez hay más alergias y problemas de rinitis, obstrucción nasal, estornudos, congestión, asma... que nos hacen la vida imposible. La principal causa de asma bronquial son las alergias. La exposición al polvo o a sustancias suspendidas en el aire como polen, sustancias químicas, etc., aumentan la probabilidad de alergia respiratoria. Con homeopatía se obtienen muy buenos resultados en la prevención y el tratamiento de las alergias estacionales. En cuanto a las alergias de primavera (polen, gramíneas, etc.) hay que empezar el tratamiento preventivo en febrero o principio de marzo. Si se tiene algún síntoma, hay medicamentos homeopáticos que ayudan al tratamiento, con la ventaja de no tener que tomar antihistaminicos, ni sprays nasales con corticoides. Si la alergia no es estacional sino que dura todo el año (polvo, ácaros, etc.) se puede acudir al médico en cualquier momento para poder poner el tratamiento adecuado a cada paciente según su patología.