Salud y medicina

Diferencia entre normopeso, sobrepeso y obesidad

Diferencia entre normopeso, sobrepeso y obesidad

Los medios nos bombardean constantemente con mensajes publicitarios en los que aparecen modelos de cuerpos que son sencillamente impensables para el común de los mortales. Esta imagen errónea no solo genera problemas de autoestima, sino que nos lleva a pensar que tenemos sobrepeso, cuando en realidad no es así. Por eso, hoy vamos a hablarte de qué es exactamente el normopeso, el sobrepeso y la obesidad, así como de cuáles son las diferencias entre ellos.

Cánones sociales: Un problema para todos

No tener uno de esos cuerpos esculturales no implica sobrepeso en absoluto. Es más, todos necesitamos un porcentaje de grasa en el cuerpo y en una persona normal debe constituir entre el 10 y el 18% de su peso normal, siendo algo mayor en el caso de las mujeres.

Lo que es indiscutible es que estar “en línea”, o sea estar en el normopeso, es bueno para la salud. En este blog ya hemos advertido las consecuencias del exceso de peso, que pueden ser tan serias como provocar trastornos cardiacos, diabetes tipo 2, hipertensión y hasta cáncer, de modo que no haremos hincapié en ellas.

¿Qué es exactamente normopeso?

Se considera normopeso al peso que, de acuerdo a determinados parámetros, es el adecuado para una persona, por ser el que garantiza una salud óptima. Esto es, que contribuye a evitar que aparezcan enfermedades relacionadas con un exceso o una deficiencia de aquel.

Para calcularlo, la OMS utiliza la fórmula del Índice de Masa Corporal o IMC. Esta consiste en dividir el peso de la persona entre su altura en metros al cuadrado. El resultado que nos da es un porcentaje que, a grandes rasgos, debe oscilar entre el 16% y el 20% en el hombre, y el 20% y 24% en la mujer.

Sin embargo, como veremos más adelante, esta fórmula no da una visión global. En primer lugar, porque el músculo pesa más que la grasa, por lo que una persona que practica deporte con regularidad tendría un resultado que podría considerarse demasiado elevado. Lo mismo sucede con la densidad ósea.

Por otra parte, el peso o el porcentaje de masa muscular no es un dato definitivo que pueda definir el estado de salud de una persona. Para ello, habría que realizar analíticas muy detalladas, valorar en qué zonas corporales se encuentra la grasa o qué cantidad de esta es la que realmente hay.

¿Qué son la obesidad y el sobrepeso?

La obesidad y el sobrepeso se consideran una acumulación excesiva de grasa en el cuerpo. Lejos de ser una mera cuestión estética, puede causar multitud de enfermedades de gravedad o aumentar el riesgo de padecerlas.

La acumulación de esta no solo se produce en un plano visible, como puede ser el abdomen o los muslos. Esta se encuentra también en el interior de las arterias, lo que supone un obstáculo para la correcta circulación de la sangre.

Cuando los niveles de grasa, o de masa corporal, están ligeramente por encima de lo que se considera normal o adecuado, se habla de sobrepeso. Pero cuando las diferencias se incrementan ya se trata de obesidad. Hay que tener en cuenta que a mayor distancia del peso de referencia, mayores son los riesgos y los daños para la salud.

¿Qué es estar «gordo»?

Resulta evidentemente intuitivo que una persona alta pesa más que otra bajita, o debe pesar más. Explicamos en qué medida.

La comunidad científica está de acuerdo en usar la relación entre la estatura y el peso para determinar qué es estar gordo, y en qué grado. Es el llamado Índice de Peso (o de Masa) Corporal (IMC).

Debe tenerse en cuenta que el IMC es un dato no exacto, pues cada persona tiene una constitución diferente. Igualmente, se acepta que con la edad se tiende a aumentar de peso.

Debe tenerse en cuenta que el IMC es un dato no exacto, pues cada persona tiene una constitución diferente. Igualmente, se acepta que con la edad se tiende a aumentar de peso. A continuación, puedes observar los índices de IMC de una persona normopeso, con sobrepeso u obesa.

Tabla IMC normopeso, sobrepeso, obesidad y demasiado bajo

EDADMayor de 35 añosEntre 18 y 34 años
Peso demasiado bajoIMC menor de 19IMC menor de 19
Peso normal (normopeso)IMC entre 19 y 26IMC entre 19 y 24
SobrepesoIMC entre 27 y 30IMC entre 25 y 30
ObesidadIMC superior a 30IMC superior a 30

Si quieres calcular tu Índice de Masa Corporal debes partir de tu peso en kilos y tu estatura en metros. El IMC es el resultado de dividir tu peso por tu estatura elevada al cuadrado. Si buscas en Google “IMC”, te llevará a muchas páginas que incluyen calculadoras que te darán tu IMC sin más que introducir tu peso y tu estatura. El cálculo es el siguiente:

IMC = peso / (estatura)2

Suponiendo que midas 1m 70cm y peses 73 kg:

IMC = 73 / 1,702 = 73 / 2,89 = 25,26

O sea que si tienes más de 35 años estarías en un peso saludable. Si eres más joven, tendrías un sobrepeso ligero, dicho esto con la reserva expresada antes: ¡cada persona es diferente!

¿Cuáles son las diferencias entre obesidad y sobrepeso?

Si nos basamos en la fórmula y la tabla que hemos visto, se considera que una persona tiene sobrepeso cuando el porcentaje del IMC está alrededor de un 10% por encima del adecuado según esta escala. Si la diferencia pasa a ser de alrededor el 20%, en lugar de sobrepeso, se trataría ya de obesidad.

Conviene recordar también que no se puede hablar de valores absolutos, al tratarse de un porcentaje. Y porque, tal y como hemos dicho, el IMC se va modificando a lo largo de la vida; concretamente, tiende a elevarse a medida que envejecemos. La ralentización del metabolismo o la reducción de la actividad física favorecen el aumento de masa corporal.

En MGC Mutua contamos con un equipo de profesionales expertos que se encarga de cuidar y proteger a todos nuestros asegurados. Con nuestros seguros de salud incluimos revisiones con especialistas y nutricionistas para que puedas llevar una vida sana y estar a gusto contigo mismo y con tu cuerpo. Ponte en contacto con nosotros y te informaremos sobre nuestros seguros sin ningún tipo de problema. ¡Aprovéchate de las infinitas ventajas de MGC Mutua!