Salud y medicina

Cerezas: fuente de salud

cerezas

Las cerezas son una de las frutas favoritas del verano, tanto para los niños como para los adultos. Además de ser jugosas y dulces tienen unos beneficios nutricionales excelentes y son bajas en calorías. Un puñado de cerezas aporta al organismo antioxidantes, ácido fólico, fibra, vitaminas, aminoácidos y minerales, lo que convierte a estos frutos rojos en una gran fuente de salud. Te contamos todos los beneficios de las cerezas.

Ricas en antioxidantes para la protección celular

Las cerezas tienen un alto contenido en antioxidantes que neutralizan la degeneración celular y protegen el sistema inmunológico, como las antocianinas (un tipo de flavonoide responsable de su color rojo oscuro) y los betacarotenos (un precursor de la vitamina A).

  • Los antioxidantes, junto a la vitamina C y los aminoácidos de las cerezas, cumplen un papel importante en el cuidado del cabello, de las uñas y especialmente de la piel porque la mantienen nutrida a la vez que contrarrestan los efectos dañinos de los rayos del sol y previenen la aparición de arrugas, flacidez y manchas propias del envejecimiento prematuro.
  • Mejoran el comportamiento cognitivo. Neutralizan los radicales libres responsables del envejecimiento celular y de enfermedades degenerativas como el cáncer, el Alzheimer y la artritis.
  • Protegen la función celular del corazón y favorecen la circulación de la sangre, por lo que benefician la salud cardiovascular.
  • Su función antiinflamatoria puede mejorar los síntomas de algunas enfermedades como la artritis y la gota y también ayuda a reducir el dolor.
  • Al disminuir el daño oxidativo en los músculos mejoran las sobrecargas musculares y permiten una recuperación más rápida, muy beneficiosa por ejemplo en los deportistas.
  • Favorecen la eliminación de líquidos y liberan toxinas, por lo que ayudan a depurar el organismo y a controlar los niveles de colesterol.

Alto contenido en hierro y calcio para prevenir la osteoporosis

Las cerezas más oscuras contienen más proporción de hierro, que junto al calcio previenen la osteoporosis, por lo que son muy recomendables durante la época de la menopausia. También ayudan a prevenir o tratar casos de anemia ferropénica y a mejorar los problemas de formación de los dientes.

cerezas ensalada

Fuente de fibra beneficiosa para la salud intestinal

Las cerezas son una buena fuente de fibra muy beneficiosa para el tránsito intestinal. La fibra combate el estreñimiento y reduce la acumulación de gases intestinales y el malestar digestivo.

Fuente de melatonina, para regular el sueño

Las cerezas son uno de los pocos alimentos que contienen melatonina natural. Junto al triptófano y la serotonina regulan el ritmo del corazón, los ciclos del sueño, previenen el insomnio y mejoran la calidad del descanso.

Fuente de ácido fólico para las embarazadas

150 gramos de cerezas proporcionan aproximadamente 50 microgramos de ácido fólico, lo que contribuye en un 10% a satisfacer las necesidades vitamínicas durante los meses de embarazo y durante la infancia.

Bajas en calorías

cerezas para merendar

A pesar de su dulzor, un puñado de 10 cerezas (50 gramos aproximadamente) aportan sólo 24 calorías, lo que las hace excelentes para incluirlas en una dieta equilibrada y las convierte en una buenísima opción para la merienda de los niños, en vez de otro tipo de alimentos más calóricos.

Aptas para diabéticos

Aunque hace algún tiempo se pensaba que las cerezas contenían mucha cantidad de azúcar, hoy en día está comprobado que 100 gramos de cerezas proporcionan tan solo 10 gramos de azúcares. Cuentan con un índice glucémico de 22 (de 0 a 100, la rapidez con la que los hidratos de carbono de la fruta se descomponen en glucosa y pasan a la sangre); por tanto son aptas para las personas diabéticas. Su alto contenido en antioxidantes ayuda a mantener en buen estado los capilares de la retina ocular, siendo perfectas para la conservación de la vista, uno de los problemas que derivan de la enfermedad de la diabetes.

En general, las cerezas son una fruta realmente saludable que merece la pena incluir en nuestra alimentación. ¡Disfrútalas este verano!