subcontent-page

La gripe y el resfriado son las enfermedades estacionales con mayor incidencia en la población. El mejor tratamiento siempre es la prevención.

Con la homeopatía obtenemos muy buenos resultados en la prevención y el tratamiento de la gripe y otras patologías víricas del invierno. Tenemos la ventaja de poder actuar inmunoestimulando nuestro organismo para aliviar los síntomas, activar y reforzar las defensas evitando recaídas.

La homeopatía es segura y bien tolerada, siendo adecuada para todos los pacientes, incluso mujeres embarazadas, pacientes polimedicados, niños y ancianos.

Si hacemos un tratamiento preventivo sólo será necesario una visita al principio del invierno. En los niños que van al colegio o las guarderías es conveniente empezar el tratamiento en septiembre.

Si a pesar de todo, durante el periodo de exposición gripal se presntan síntomas hay que acudir al médico homeópata y prescribirá un tratamiento adecuado a cada persona dependiendo de la patología: amigdalitis, otitis, faringitis, gripe, catarro, etc. Los síntomas clínicos desaparecen o mejoran en las primeras 48 horas, y se disminuye significativamente la necesidad de analgésicos y antipiréticos.

Dra. M. Beatriz Tomás | Homeòpata del Centre Mèdic Mútua General de Catalunya